ESTUDIAR A DISTANCIA: PROS, CONTRAS Y AFRONTAMIENTO

¿Te asusta el hecho de pensar en estudiar a distancia? ¿Te has matriculado ya, pero no sabes por dónde empezar? el artículo que vas a leer a continuación está basado en mi experiencia personal.

Estudié el grado de Psicología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (más conocida como UNED). Así, estuve durante cuatro años sola ante el peligro, y creo que puedo contaros un par de cosas sobre esta aventura.

Ventajas y desventajas de estudiar a distancia: como todo en la vida, cada elección tiene una serie de pros y contras.

  • Entre los pros que encuentro a estudiar en esta modalidad, es la libertad que tienes a la hora de repartir tu tiempo, pudiendo balancear tu vida laboral, familiar y académica. La comunidad de estudiantes que encontrarás en internet es e-nor-me, al menos en el caso de la UNED (y pienso en un par de universidades más en las que también ocurre). Puedes encontrar foros, grupos de FB…donde los alumnos comparten apuntes, se ayudan los unos a los otros e incluso organizan quedadas para conocerse en persona. En mi caso, aprendí a ser autónoma y creció mi sentido de la responsabilidad.
  • En cuanto a desventajas, puede que eches de menos el hecho de asistir a un aula, preguntar las dudas en vivo y en directo, el contacto directo con los compañeros… Pero como has leído en los pros, seguro que puedes encontrar un grupo de estudiantes en tu ciudad con los que compartir ratitos de estudio. En ocasiones, la formación a distancia puede ser más exigente que la presencial, pues te encontrarás ante un temario al que te enfrentarás en solitario. Requiere mucha dedicación, y esto es algo que debes de tener claro.

«Me he matriculado en una formación a distancia y no sé por dónde empezar»:

  • En primer lugar, hazte con el calendario académico. Si lo puedes imprimir y colocar en un lugar visible, mejor que mejor.
  • Haz de tu agenda tu principal aliado: ahora que conoces cómo está organizado el curso, anota las fechas importantes. Exámenes, fechas de entrega de trabajos, cierre de actas… ¡todo!.
  • Descarga y lee las guías de estudio de cada asignatura. Es un aburrimiento, lo sé… pero hazme caso, ¡este consejo vale su peso en oro! En ellas encontrarás cómo se va a evaluar cada asignatura, quiénes son tus profesores y cómo contactar con ellos, si hay actividades voluntarias o si se ha eliminado parte del material. ¡Súper importante!
  • Familiarízate con el campus virtual. Entra en él tantas veces como haga falta, entérate de dónde está cada cosa: el foro de debate, la secretaría virtual, la página de calificaciones… Al principio puede ser algo difícil porque muchas páginas no son tan intuitivas como debieran. Ten en cuenta que a través de este campus vas a realizar la entrega de los trabajos, va a ser el lugar donde resuelvas tus dudas, donde verás videoconferencias…
  • ¿Has encontrado un buen espacio de trabajo? Necesitas un lugar donde estudiar. Trata de que sea luminoso, tranquilo, sin grandes distracciones… ¡y con conexión a Internet para poder resolver tus dudas!
  • Planifica tu semana: no hace falta que desde el inicio planifiques todo el curso. Puedes ir semana a semana. Anota en tu agenda qué y cuándo vas a estudiar. Te cuento cómo lo hice yo: establecí un horario de lunes a viernes, 6 horas diarias, en la biblioteca. Cuando los exámenes se acercaban, solía estudiar 8 horas al día, de lunes a sábado. Siempre, siempre, siempre, me he dado un día de descanso y he tratado de no saturarme. Tan importante es hincar los codos como saber parar y coger aire.
  • ¿Qué obstáculos vas a encontrarte? Tenerlos en cuenta te permitirá planificarte de forma ordenada.
  • Trata de encontrar estudiantes con los que compartir tu experiencia. Puede que en el foro de tu asignatura haya más de un estudiante de tu ciudad con el poder quedar a tomar un café, a estudiar…  Así, evitarás la temida sensación de soledad.

«Estoy atascado/a en una asignatura»: ¿A quién no se le ha atragantado alguna vez una materia? En mi caso, fueron las asignaturas de estadística y análisis de datos las que me hicieron sentir aterrada. ¿Solución? Buscar un profesor particular. También puedes optar por apuntarte a una academia si existe esta opción en tu ciudad. Sé que a veces no basta con la ayuda que brinda el tutor a través del foro o del correo electrónico. Si ves que eres incapaz o que te va a ser muy difícil superar una asignatura en concreto, no te cortes y busca ayuda.

Como veis, estudiar a distancia es un reto que se puede superar desde la organización. Tened claros vuestros objetivos y… ¡a por ello!. Próximamente publicaré la segunda parte… que este tema da para hablar largo y tendido 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *