fbpx

ATENCIÓN SELECTIVA

Hoy te traigo un artículo donde explico qué es la atención selectiva y por qué resulta de tremenda utilidad en nuestro día a día.

La atención selectiva es la capacidad que nos permite ignorar distractores a la par que atendemos a la información que nos interesa. Así, nuestro cerebro hace una criba de los estímulos a los que debemos atender. ¿Te imaginas que no pudiéramos ignorar a los distractores? La conversación de la pareja de al lado, esa bombilla que parpadea, el niño que llora mientras su padre habla por teléfono, el coche rojo que acaba de pasar, el reflejo de una ventana en el suelo… atender a todo lo que nos rodea supondría un gasto de energía enorme para nuestro cerebro y haría que concentrarnos en una tarea fuera imposible. Podríamos decir, entonces, que la atención selectiva economiza nuestros recursos cognitivos.

En resumen, la atención selectiva:

  • Inhibe los estímulos que nos distraen / no son importantes, ignorando parte de la información del entorno.
  • Promueve la atención hacia la información que nos interesa / es importante, guiándonos en la forma en que debemos actuar en cada contexto.

¿Cómo mejorar la atención selectiva? Cuando hay mucha información en el ambiente, nos toca poner un poquito de nuestra parte y hacer un esfuerzo consciente para poder concentrarnos en lo importante. Puedes parar un segundo y observar tu entorno, fijándote en sus detalles. Una vez hayas echado un vistazo a toda la información disponible, es más probable que puedas centrarte en lo que de verdad te interesa, ya que los estímulos que te rodean no resultarán novedosos para tu cerebro (habrás saciado su curiosidad).

El lado oscuro de la atención selectiva: puede ocurrir que nuestra atención esté dirigida hacia elementos que nos han impactado mucho psicológicamente y que aportan más bien poco a nuestra vida. Por ejemplo, puede que la relación con tu expareja terminase porque ésta te fue infiel y lo descubriste a través de Whatsapp. Es posible que, ante una nueva relación, prestes más atención al uso que hace tu pareja del teléfono que a todo lo demás, generando un clima de inseguridad y desconfianza.

Es crucial reflexionar acerca de a qué prestamos más atención, para ver si la estamos dirigiendo hacia el lugar que nos conviene.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *