fbpx

6 CLAVES PARA AFRONTAR LOS EXÁMENES

Quiero compartir con vosotros algunos trucos que considero eficaces a la hora de presentarse a un examen. Pueden parecer obvios pero creo que a veces los pasamos por alto:

📚 Descansa. Descansa. Descansa. En serio, no te quedes estudiando o repasando hasta las 3 a.m. si al día siguiente tienes un examen. ¡Tu cerebro lo agradecerá!

📚 Cuida tu alimentación y trata de moverte. Sé que es muy tentador tener una bolsita de gominolas o unas chocolatinas en el escritorio pero, ¿qué tal si tratas de comer bien para tener más energía? Por otro lado, trata de moverte un poco. Estar todo el día sentado no es sano así que, «frena» un poco y da paseos. Tu mente se oxigenará y recargarás las pilas para una segunda ronda de estudio. Mi truco: mi teléfono móvil tiene un contador de pasos y me fuerzo, sí o sí, a dar un mínimo de 10.000 al día. También puedes buscar en Youtube alguna rutina de deporte que te guste sin necesidad de equipamiento (pilates, hiit…). ¡Haz que las endorfinas, la serotonina y la dopamina fluyan para sentirte más optimista!

📚 Llegó el momento: has llegado a clase y comienzan a repartir los exámenes. ¿Te sientes nervioso/a? ¿Tu corazón se acelera? Bien, ahí va mi súper truco (me funciona de maravilla): no leas los enunciados del examen en cuanto te lo den. Concédete unos segundos para respirar, recobrar la calma. Incluso si te pudieras dar un par de minutos, mejor que mejor. Observa tu entorno, ¿cómo es el aula? ¿cómo estás sentado/a?. Así, te distraerás de los pensamientos catastróficos del tipo «qué difícil va a ser» / «verás que voy a septiembre», etc.

📚 Cuando notes que te sientes más tranquilo/a, es momento de darle la vuelta al folio y empezar a leer. Trata de comenzar a responder las preguntas que más fácil te resulten, pues así te sentirás más motivado/a y facilitarás resolver después las que te cuestan más.

📚Si el examen es tipo test, lee muy bien las opciones, atento a los «siempre», «nunca» «y/o»… A veces creemos que estamos ante la respuesta correcta cuando en realidad contiene una pequeña trampa. Os lo aseguro. Estudié en la UNED y de exámenes tipo test sé un rato largo.

📚Si estás ante una pregunta de desarrollo, realiza un esquema con las ideas clave que recuerdes de ese tema. No te pongas a redactar a lo loco, organiza tus ideas y verás cómo estas fluyen.

Y recuerda: si has estudiado, eres capaz de enfrentarte al examen. ¡Que no te pueda el miedo!

Desde aquí, solo me queda desearte ánimo ¡y mucho éxito!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *