fbpx

EL ENFADO INSTRUMENTAL

El enfado, en palabras de Leslie Greenberg, es una emoción poderosa que tiene un profundo impacto en las relaciones sociales y en la autoorganización.

¿Cuándo y para qué nos enfadamos? Solemos responder con esta emoción ante situaciones que consideramos injustas o peligrosas. Así, utilizamos el enfado para evitar que una situación molesta o dolorosa se repita. Como cada persona es un mundo y percibe de forma diferente la realidad, son muy diversos los estímulos que provocan enfado (lo que me enfada a mí, puede no enfadar al de al lado). Lo cierto es que el enfado es complejo y podríamos hablar largo y tendido sobre él. Sin embargo, me parece muy interesante que nos centremos en un tipo de enfado en particular: el enfado instrumental.

¿Cuándo podemos decir que el enfado es instrumental? Cuando éste se usa como medio para conseguir ganancias, como medio para manipular a otros. Así, la persona que lo utiliza, puede no estar sintiendo enfado en absoluto, pero lo expresa porque le parece una forma fácil y efectiva para conseguir lo que anhela, sobre todo si sabe que la persona hacia la que dirige su ira es poco asertiva o sumisa. También puede emplearse como una forma de generar culpabilidad en el otro: «tú has hecho algo que me pone triste, te muestro mi ira y así te castigo, te culpabilizo». Vemos que en este caso la emoción real es la tristeza, si bien  no es gestionada de una forma adecuada.

¿Qué podemos hacer si creemos que alguien nos manipula a través del enfado? No siempre resulta fácil detectar si el enfado de la otra persona es una mera herramienta de manipulación. Sea como sea, ten siempre en mente tus derechos y no cedas ante el primer signo de ira. Reflexiona por qué la persona está enfadada: ¿crees que tiene en verdad motivos para estarlo? ¿Puede que esté enmascarando otra emoción? ¿Qué ha ocurrido en situaciones pasadas similares? ¿Qué consecuencias acarrea ceder a este enfado?

Trata de utilizar un lenguaje asertivo y no tomes decisiones de forma rápida. Pon límites. Si es necesario, retírate temporalmente de la situación: «siento que estas muy afectado por esto, te parece que lo hablemos en un par de horas para solucionarlo?».

Creo que utilizo el enfado instrumental para conseguir lo que quiero, ¿qué puedo hacer? Reflexiona sobre lo que estás sintiendo: ¿estás enfadado/a? ¿o tal vez estás triste, ansioso/a…? A menudo es más fácil expresar el enfado que cualquier otra emoción, es una solución rápida…¿Hasta qué punto te está beneficiando? Puede que siempre consigas lo que quieres pero, ¿cómo ha afectado este comportamiento a tus relaciones?. Es esencial que aprendas a comunicarte de una forma más saludable y asertiva, respetando tus intereses pero también los de quienes te rodean.

En definitiva, aprender a gestionar nuestras emociones nos ayudará a evitar llevar a cabo o tolerar este tipo de conductas 🙂

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *